Este verano la cerveza te ayuda a mantenerte más hidratado.

Este verano la cerveza te ayuda a mantenerte más hidratado, es una frase que seguramente habrás oído o comentado en más de una ocasión.

Sin embargo, en los últimos años y tras  una serie de estudios científicos, se ha podido demostrar que consumir de forma moderada cerveza, contribuye a hidratarnos adecuadamente, además de aportarnos otros beneficios por las excelente propiedades que contiene.

Con la llegada del buen tiempo y el calor, es muy importante que nos cuidemos y mantengamos en perfectas condiciones, sobre todo si  estamos practicando algún deporte.

Médicos e investigadores de varios países, entre los que se encuentra el presidente del comité científico de la Sociedad Española de Dietética y Ciencias de la Alimentación (SEDCA), D. Jesús Román Martínez, han confirmado que realizar un consumo moderado de cerveza, es beneficioso para la salud, favoreciendo la hidratación del cuerpo.

Al igual que las bebidas isotónicas, la cerveza contiene un carbohidrato (maltodextrina), que aumenta los niveles energéticos de los músculos, evitando la fatiga y facilitando la absorción de agua en el tubo digestivo.

La Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria, informó a su vez, que junto al aporte de antioxidantes naturales y nutrientes esenciales para el buen funcionamiento del organismo, la cerveza nos protege también de enfermedades cardiovasculares.

Como todos sabemos, el líquido más habitual y adecuado para hidratarnos, es el agua. Sin embargo, podemos utilizar como complemento y de forma frecuente, otras bebidas como la leche, zumos y por supuesto la cerveza tanto con alcohol como sin alcohol.

¿Cual es el consumo diario de cerveza adecuado?

Además de la ingesta de agua, lo ideal es no tomar más de dos o tres cañas al día, en el caso de los hombres y una o dos en las mujeres.

Combinándolo con un consumo de agua, frutas y verduras, conseguiremos estar perfectamente hidratados y sin sensación de sed.

Ancianos, deportistas, mujeres en período de lactancia y embarazadas, pueden también consumir cerveza.

Para ellos, la cerveza sin alcohol es una magnífica alternativa pues aporta ácido fólico, potasio, bajos niveles de sodio, escasas calorías y en el caso de las mujeres lactantes, un consumo de cerveza sin alcohol, incrementa en la leche materna los niveles de antioxidantes hasta un 30% más de lo habitual.

La cerveza es producto de la fermentación de cereales (como la cebada o el trigo) en agua, lúpulo y malta. Su nivel de alcohol suele ser bajo (entre 4% y 6,5% de su volumen habitualmente) y para el deportista supone un aporte significativo, no sólo de agua, sino también de vitaminas del grupo B, fibra y minerales como el magnesio, calcio, fósforo y potasio.

Por lo tanto ya lo sabes, consumir cerveza (con o sin alcohol) de forma moderada, te hace estar más sano e hidratado en estos meses calurosos del verano. ¿Te apetece una caña bien fresquita?.  

Deja un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies